Ellos



¿Qué es la felicidad?

La ausencia de miedo

















miércoles, 27 de junio de 2012

¡Vanesa! Culo grande, 100 pechos (entrevista)

Entrevista en el periódico El Día ( 26/ 06/ 2012 )


JOSÉ D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.
"Tenía la idea de este libro en la cabeza desde incluso antes de publicar. Me parecía interesante mezclar la repugnancia que despiertan las cucarachas con el glamour. De ahí el título". Lo asegura JRamallo -la J es de José-, nacido en Santa Cruz de Tenerife en 1976 y autor de "Cucarachas con Chanel". Se trata de su segundo trabajo publicado después del compendio de dieciséis relatos "Ensalada de canónigos" (2009). La primera novela de este asiduo colaborador de prensa y "activista" en internet ha despertado el interés en las redes sociales. Ramallo recrea un mundo de apariencias que esconde la crudeza de la verdad en una ciudad imaginaria, Santa Pus, que, asegura, "puede ser el marco que cada lector quiera que sea".

Desconcertante, nihilista, brutal, impúdica, demoledora, distinta... Son solo algunos de los calificativos que ha recibido su novela.
Los comentarios halagan, pero no me apabullan porque conozco bien el libro que he escrito. En mi opinión, lo más importante es lo que está debajo de esa pátina.
Además, muchas de las críticas vienen de otros escritores.
Le doy importancia al hecho de que hayan tenido la valentía de hacerlo público porque no es frecuente. Además, con la mayoría no tengo ninguna relación.
¿Por qué ha titulado esta novela "Cucarachas con Chanel"?
Esta es mi primera novela y mi segundo libro, pero la idea la tengo desde antes de publicar. El personaje principal, Gabriel, vive en un barrio periférico, pero su profesión de masajista le lleva a relacionarse con los poderosos. El título nace porque el final fue lo primero que escribí y marca todo el relato. Me pareció interesante mezclar algo tan repugnante como las cucarachas con el glamour de la marca Chanel. Todavía no me han puesto una querella, pero si vendemos mucho, cosa que espero, estoy abierto a esa posibilidad.
El título ha aparecido en varios contenedores de basura.
No tengo nada que ver. El título gusta porque dice mucho, te hace reflexionar y más todavía en esta actual situación de crisis.
¿Santa Pus y el barrio de Paréntesis existen en la realidad?
El libro está escrito en y desde Santa Cruz. Las calles se parecen y el nombre es similar, pero propongo que cada lector tenga en Santa Pus la ciudad que quiera.
¿Hay mucho Gabriel por ahí?
Con matices, sí. Están enfermos de decadencia vital y el punto siguiente sería el asesinato o tal vez una lucha entre matar y matarse.
¿Su relato es autobiográfico?
El escritor que diga que lo que escribe no tiene nada de autobiográfico es un mentiroso. Pero dejémoslo solo en un poquito.
¿Por qué firma ahora Doctor R?
Necesitaba un cambio de perspectiva para escribir esta historia hasta el punto de crear un alter ego, un personaje que es el Doctor R.
Ha usado un lenguaje cercano a la viñeta, a los anuncios por palabras o al recorte de prensa.
Quería hacer un libro casi de fotografías, lleno de "limpieza" y en el que lo más importante fuera quitar y no añadir. Por eso el primer texto lo corregí muchísimas veces. Estoy cansado de leer a quienes intentan explicarlo todo y pretendo que sea el lector el que saque sus propias conclusiones.
¿Cree formar parte de alguna generación literaria?
Ahora mismo, no. Soy consciente de que estoy en un proyecto común, G-21, pero a nivel personal, en absoluto. El tiempo lo dirá.
¿Existe una narrativa canaria?
Tengo una vocación universalista que debería ser la de cualquier escritor. Mi ubicación es el ser humano y me interesa más lo que piensa que dónde está situado.
¿Qué le gusta leer?
Suelo leer, o mejor dicho, releer los mismos libros y sus autores están todos muertos. Así que no les va a importar si no los nombro. Ahora leo más que nada revistas del corazón porque suponen una ilustración impagable para mí.
¿Qué opina de las redes sociales?
Tienes que usar ese mundo y no que ese mundo te use a ti. Resulta muy adictivo si no te proteges y yo prefiero tener el control.
¿Trabaja en algún proyecto?
Me cuesta bastante escribir y en ocasiones hasta "me duele". Explicar la evolución desde mi primer libro a esta novela es decir que me sobran palabras, no solo al escribir sino también al hablar porque se usan muchas y mal, sobre todo para engañar. Tiendo a la nada, al cero. Empecé escribiendo poesía pero lo dejé porque no me gustaba y ahora no sé dónde me llevará este camino de tendencia al nihilismo.

3 comentarios:

Ana J. dijo...

Espero que esta tendencia al nihilismo no te lleve a desaparecer. Aún tienes mucho que decir.

Dr R (JRamallo) dijo...

El show debe parar, Ana

Arima Rodríguez Vega dijo...

El lenguaje de tu libro me recuerda mucho al lenguaje del pensamiento. Frases cortas que no pasan totalmente por el tamiz de la autocensura.